Oración al Corazón de Jesús (Viernes 7 Junio)

  • Categoría de la entrada:Oraciones
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

 

sscc pan iluminado 3.jpg

 

Oración al Corazón de Jesús


 

 Viernes 7 Junio

 

 

 

 

 

 

 

Comienza poniéndote en presencia de Dios con la señal de la cruz

 

 

Haz tuya esta oración:

 

Ponemos ante ti nuestras necesidades y nuestras debilidades, nuestras esperanzas y nuestros proyectos, nuestro corazón herido que se acerca al tuyo como bálsamo eficaz que alivia y cura. Aquí nos tienes, queremos que como este rato de oración toda nuestra vida, nuestros trabajos y ocupaciones, te sirvan y sean de tu agrado, se conviertan en una ofrenda para ti. Que así como ahora en esta adoración te decimos: “somos tuyos”, también en nuestro día a día tú seas el dueño y señor de nuestra vida.

 

 

Lectura del Evangelio de San Juan:

 

Los judíos entonces, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados con la lanza le traspasó el costado y al punto salió sangre y agua. El que lo vio da testimonio y su testimonio es verdadero y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: “No le quebrarán un hueso”; y en otro lugar la Escritura dice: “Mirarán al que atravesaron”.

 

 

Fíjate ahora…¿Cómo es el corazón de Jesús?:

 

a. Un corazón dócil al Padre, confiado, creyente, humilde, desprendido de los propios caminos.

b. Un corazón abierto y entregado a los que sufren: activo, generoso, comprometido, sensible.

c. Un corazón manso y misericordioso, ante el pecado, la fragilidad, la debilidad, la falsedad.

d. Un corazón libre, no atado a nada ni a nadie que pudiera interferir o malversar su misión, valiente.

e. Un corazón varonil, maduro, estable, firme, constante, no sometido a los vaivenes del capricho, alegre.

f. Un corazón fuerte, sólido, decidido, independiente, al tiempo que de carne, mortal, destruible.

g. Un corazón limpio, que ni engaña ni permite que se autoengañe quien se encuentre con Él.

h. Un corazón pletórico de un amor ardiente, reparador y restaurador de la vida, liberador, salvador.

 

 

Y ahora pregúntate…¿Cómo has experimentado en tu vida este corazón tan bueno de Jesús? ¿Cómo puedes responder a tanto Amor entregado?

 

 

Escucha esta canción:

 

 

 

 

Acaba con esta oración que Benedicto XVI pronunció en la JMJ 2011 (Madrid):

 

 

Señor Jesucristo, Hermano, Amigo y Redentor del hombre,

mira con amor a los aquí reunidos y abre para ellos la fuente eterna

de tu misericordia, que mana de tu Corazón abierto en la Cruz.

Dóciles a tu llamada, han venido para estar contigo y adorarte.

Con ardiente plegaria los consagro a tu Corazón

para que, arraigados y edificados en ti,

sean siempre tuyos, en la vida y en la muerte.

¡Que jamás se aparten de ti!

Otórgales un corazón semejante al tuyo, manso y humilde,

para que escuchen siempre tu voz y tus mandatos,

cumplan tu voluntad y sean en medio del mundo alabanza de tu gloria,

de modo que los hombres, contemplando sus obras,

den gloria al Padre con quien vives, feliz para siempre,

en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Amén.