En este momento estás viendo Evangelio joven: «Venid vosotros a solas» (18-jul)

Evangelio joven: «Venid vosotros a solas» (18-jul)

  • Categoría de la entrada:Comentarios bíblicos
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo:
«Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco».
Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.
Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.
Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.
(Mc 6,30-34) Domingo 15º del tiempo ordinario

Jesús es amigo de lugares desiertos, donde orar, combatir sus tentaciones, remirar lo vivido y darle su justa medida. ¿Cuál va a ser tu «lugar desierto» este verano?

Los Doce han vuelto de sus aventuras misioneras, vienen de hacer prácticas de “Evangelio”. Quizás Jesús los viera con mucho subidón y se preguntara cuánto les duraría aquello. Se montan en esa barquita, esta vez sin tempestades, y los lleva al descanso: “Venid vosotros a solas a una lugar desierto a descansar un poco”.

Jesús es amigo de “lugares desiertos”, nada de grandes concentraciones donde pueda haber un macrocontagio de despiste vital. Visita esos lugares para orar, para combatir sus tentaciones, para remirar lo vivido y darle su justa medida. Este verano algunos de vosotros hará convivencias, servicios de voluntariado o se reencontrará con gente con la que puede hablar a corazón abierto. Eso nos descansa mucho, ¿serán estos nuestros “lugares desiertos”?

Ese gusto por descansar con Jesús en lugares desiertos nos cambia la mirada, está claro. Como botón de muestra, así nos hablaba hace poco un joven religioso que ha experimentado eso:

Hasta ahora, he entendido que algo ‘salía bien’ en pastoral si conseguía convocar a un buen número de personas para una actividad, si recibía la aprobación de que lo que había hecho gustaba a los destinatarios, si una determinada sesión de catequesis salía como la había preparado… en definitiva, lo que podemos considerar como una tarea ‘exitosa’.
Pero con esta vara de medir hay que tener cuidado. El objetivo de toda pastoral es ayudar a que cada persona se encuentre con Jesús, y eso es difícil de percibir a corto plazo. Siento que debo aprender a respetar más los procesos de cada uno. Muchas veces nos tocará sembrar sin imaginar los frutos que recogerán otros más adelante.

Un cambio de mirada, sí señor. Será que ha encontrado algún lugar de descanso apropiado. ¿Y cuál va a ser tu “lugar desierto” este verano?

José Luis Pérez sscc