En este momento estás viendo Evangelio Joven: «Siervo del Señor» (2-oct-2022)

Evangelio Joven: «Siervo del Señor» (2-oct-2022)

En aquel tiempo, los apóstoles le dijeron al Señor:

«Auméntanos la fe».

El Señor dijo:

«Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera:

“Arráncate de raíz y plántate en el mar», y os obedecería.

¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo: “Enseguida, ven y ponte a la mesa”?

¿No le diréis más bien: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”?

¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid:

“Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”».

Lc 17, 5-10

«Este evangelio puede servirnos de ejemplo sobre nuestra relación con Jesús. A veces nosotros pedimos una cosa y Jesús parece que nos da otra, que si lo pensamos bien, es mejor para nosotros.

Los apóstoles piden aumentar la fe y Jesús les habla de confianza-convicción y de ser siervos. Confianza-convicción es un pilar interesante para reflexionar: ¿Me fio de que Dios me quiere y me propone lo mejor para mí? ¿Estoy convencido de que la mejor pregunta que puedo hacerme es qué quiere Dios de mí, a qué me llama?

Es decir, ¿pongo mi confianza en Jesús y su propuesta?

Lo del siervo es más complicado. A nadie le gusta verse como tal, sin embargo, si hemos respondido sí a las preguntas anteriores, hemos de reconocer que “dependemos” del Señor, es decir, que somos sus siervos. Que como queremos hacer lo que Él nos pida, nos ponemos a su servicio.

Cuesta mirarse así, sin embargo, es una perspectiva real y que nos libra de vanidades y orgullos, de los que muchos vamos demasiado sobrados.»

Raúl Valverde ss.cc.