En este momento estás viendo Evangelio Joven: «Como uno de tantos» (8-ene-2023)

Evangelio Joven: «Como uno de tantos» (8-ene-2023)

En aquel tiempo, vino Jesús desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.
Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole:
«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?».
Jesús le contestó:
«Déjalo ahora. Conviene que así cumplamos toda justicia».
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrieron los cielos y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él.
Y vino una voz de los cielos que decía:
«Este es mi Hijo amado, en quien me complazco».

Mateo 3, 13-17

Jesús se pone a la cola como uno más. Allí está Jesús  esperando para ser bautizado como uno de tantos pecadores. Me imagino las inmediaciones del Río Jordán con una gran fila de personas que venían humildemente a recibir el bautismo de Juan, una cola que me recuerda también las caravanas de cruzan la frontera de Venezuela, Lesbos, pateras cruzando el estrecho o las colas esperando recibir alimentos en la asociación de vecinos del barrio. Así se sitúa Jesús como uno más, esperando, caminando despacito, haciendo suyos los deseos, los anhelos, las búsquedas de la humanidad.

Jesús se muestra vulnerable, se hace uno con aquellos que sufren, que esperan. Ahí sintiéndose uno de tantos, un hombre cualquiera, es donde confirma su identidad, Es el Hijo Amado, allí al borde del rio recibe su misión. 

Quizás esperamos encontrarnos a nosotros mismos, comprendernos, recibir la misión, buscar el sentido, saliéndonos de la cola, buscando una sala VIP o un pase preferente porque nos creemos mejores. Y es justo en nuestra humanidad, en nuestra carne, donde recibimos sentimos que Dios nos quiere como a Hijos y nos llama a ser hermanos.

La pregunta para hoy puede ser ¿Dónde está la cola el Jordán hoy en mi vida?

María García Olloqui ss.cc.