«De dudas y respuestas»

Yo estaba a mis cosas,
preguntándome qué hacer.
Oí una voz, y yo respondí
agarrándome a ella:
«Habla, Señor, que tu siervo escucha».

¿Qué quería decirme?
¿Resolver todas mis dudas,
calmar mi inquietud?
Solo una sugerencia:
«Ven y lo verás».

Tengo muchas preguntas y muchas dudas
pero lo importante no es la respuesta.
Es el viaje antes que el destino.
Es la fe antes que la certeza.

Artículo anterior

«Los talentos»

Artículo posterior

«En los días grises»

Related

Señor, ayúdame a recordar que debo amar al prójimo como a mí mismo.Y que el prójimo es:La señora mayor...

A veces, Señor,siento que no merezco Tu Perdón.Como si la tentación me recordase lo que no puedo. Lo...

Querido Dios,creía que sabía rezar, pero no dialogaba contigo.Creía que confiaba en ti, pero no tenía...