En aquel tiempo, Jesús decía al gentío:«El reino de Dios se parece a un hombre que echa semilla en la tierra. Él duerme de noche y se levanta. Seguir leyendo